EL SULTÁN AL QUE LA LUNA ARREBATÓ EL PODER Y LA TIERRA.

EL SULTÁN AL QUE LA LUNA ARREBATÓ EL PODER Y LA TIERRA.

Hace 115 años, cerca de la vasta extensión del entonces Congo Belga, en África Central, existía una nación independiente de temibles guerreros, practicantes del canibalismo ritual, conocidos como Mangbettu. Un millón y medio de súbditos, acaudillados por el fiero Sultán Yembio. El 18 de febrero de 1905, veinte soldados belgas al mando del capitán Albert Paulis, se extraviaron en aquel salvaje territorio, cayendo en manos de aquellos caníbales. Desesperado- intentando concentrarse en el instante presente– a la espera de ser ejecutado y rezando para que los hombres a sus órdenes, no acabaran por su error de localización, en las ollas rituales de sus hercúleos captores, el capitán revisaba cuidadosamente los objetos que guardaba en su mochila. Su extraviada mirada recaló en un ajado almanaque de actualidad, en cuya portada se podía leer la noticia de un curioso eclipse que tendría lugar en la zona, precisamente, a las 20:00 horas de aquella noche. Recordando sus clases de historia, rememoró cómo se había salvado Colón sirviéndose de un eclipse en 1504. Paulis, sin más alternativa posible, decidió utilizar la misma estratagema. Envió un rimbombante mensaje al Sultán Yembio, para advertirle que, si esa noche, hacía algún daño a “cualquier hombre blanco” él mismo en persona, con sus imbatibles poderes mágicos, MATARÍA A LA LUNA y con ella el equilibrio celeste, lo que daría lugar al fin del mundo. Al caer la tarde, antes del anochecer, el Sultán acudió, curioso, a comprobar los poderes del  “brujo” capitán, retándole a que demostrara sus poderes, allí mismo, frente a todos. Mirando su reloj y comprobando la cercanía de las 20:00 horas, el capitán se irguió sobre sus doloridos huesos y señaló con su brazo extendido y su dedo índice trazando círculos sobre el contorno de la Luna, mientras que con voz cavernosa anunciaba su fallecimiento. Poco a poco, la Luna empezó a eclipsarse, oscurecer, su contorno se bañaba de negra bruma y desaparecía a la vista de aquellos indomables guerreros, que empezaron a temblar y a emitir quejas y lamentos. El Sultán, absolutamente impresionado, cayó de rodillas frente a Paulis, rogándole piedad, implorándole que salvara a la Luna de la muerte. Paulis, liberado del terror de la inmimente muerte ritual, exigió entonces al Sultán que reconociera la autoridad y soberanía del Rey de los belgas sobre todos sus dominios, a lo que aquel temible tirano accedió. Entonces, imbuyéndose de nuevo de la autoridad de un “Mago” y volviéndose de nuevo hacia el firmamento con su brazo extendido y su dedo señalando a la Luna, trazó círculos en sentido inverso, durante el tiempo preciso y la Luna volvió a brillar, recuperando sus nacarado contorno. Reconocidos por los Magbettu desde ese instante, como hombres santos, fueron agasajados hasta el momento en el que emprendieron la marcha, absolutamente libres y conquistadores de los 23.000 kilómetros cuadrados de aquel país, jamás rendido por las armas, que pasaron a ser colonia belga, bajo el poder supremo de Felipe, Conde de Flandes y Príncipe de Bélgica. Tal vez los Mangbettu descubrieron el engaño y “embrujaron” al rey o quizá La Luna se sintió desposeída de su hazaña por los osados belgas, porque apenas nueve meses después, el 17 de noviembre de 1905, Felipe fallecía a la llegada del cuarto menguante.
Mercedes Valdeón2 diciembre 20204 minutos de lectura
LA NOCHE DEL ERROR  Y LOS GUERREROS ASANTEMIR.

LA NOCHE DEL ERROR Y LOS GUERREROS ASANTEMIR.

En la mágica y aguerrida civilización Guanche -originaria de las bellas Islas Canarias- se celebraba durante las fiestas caniculares de Beñesmer (mes de Agosto), un ritual propiciatorio dedicado a la fecundidad sagrada. Era una solemne celebración en la que hombres y mujeres en edad fértil, mantenían relaciones sexuales en campos plantados de cereales, cuando la… Leer más »LA NOCHE DEL ERROR Y LOS GUERREROS ASANTEMIR.
Mercedes Valdeón27 noviembre 20203 minutos de lectura
LOS BEBÉS DE PIEDRA QUE CONSTERNAN A LA CIENCIA.

LOS BEBÉS DE PIEDRA QUE CONSTERNAN A LA CIENCIA.

Hace 65 años, Zahra Aboitalib, emocionada, sintió las contracciones del parto que esperaba en 1955 y acudió rápidamente al hospital, situado en la Ciudad de Casablanca, Marruecos. Preparada para su dilatación, fue colocada junto a la sala de partos, donde tuvo la mala fortuna de ver cómo una mujer fallecía entre alaridos, frente a sus… Leer más »LOS BEBÉS DE PIEDRA QUE CONSTERNAN A LA CIENCIA.
Mercedes Valdeón27 noviembre 20203 minutos de lectura
CARTAS DE DESPEDIDA DE UN MATRIMONIO CONDENADO A MUERTE…

CARTAS DE DESPEDIDA DE UN MATRIMONIO CONDENADO A MUERTE…

He terminado de leer un legajo de cartas profundamente impactantes. Todas fueron escritas por condenados a muerte por los nazis. En marzo de 1938, tras meses de creciente presión y ataques a los edificios gubernamentales de Austria, el entonces canciller austríaco Kurt Schuschnigg anunciaba su renuncia públicamente en su último discurso por radio como líder… Leer más »CARTAS DE DESPEDIDA DE UN MATRIMONIO CONDENADO A MUERTE…
Mercedes Valdeón27 noviembre 20204 minutos de lectura
¿Quién fue LA PRIMERA COTILLA de la historia?

¿Quién fue LA PRIMERA COTILLA de la historia?

Si acudimos a la real Academia de la Lengua Española, nos dice al respecto: 1. Ajustador que usaban las mujeres, formado de lienzo o seda y de ballenas. 2. Persona amiga de chismes y cuentos. Quien inspiró el término, tal como lo utilizamos ahora, fue una mujer cuyo nombre era María de la Trinidad, muy… Leer más »¿Quién fue LA PRIMERA COTILLA de la historia?
Mercedes Valdeón19 noviembre 20204 minutos de lectura

Contacto: 615502221

Mercedesvaldeon.blog@gmail.com