130 ANIVERSARIO DEL PRIMER AVIÓN, INVENCIÓN DE CLÉMENT ADER.

Clément Ader fue un ingeniero francés, autor de grandes genialidades.

Fabuloso innovador en muchos campos de la ingeniería eléctrica y la mecánica, entre otras muchas maravillas tecnológicas, en 1878 llegó a mejorar el teléfono de Alexander Graham Bell, consiguiendo establecer apenas dos años después, en 1880, el primer servicio telefónico de la ciudad de París.

 

De inmediato, ideó un artilugio al que llamó teatrófono, que incorporaba un potente micrófono y en en el que, los asombrados oyentes escuchaban sonidos por dos canales de audio, uno para cada oído, siendo de hecho, el precursor del actual efecto estereofónico.

Aunque es especialmente famoso por la invención del AVIÓN en 1890. Ader, a lo largo de su vida, dedicó muchos recursos a la investigación y el desarrollo de tecnología para volar, su mayor pasión.

Gracias a los estudios de Louis Pierre Mouillard acerca de las distintas técnicas del vuelo de los pájaros, construyó su primera máquina voladora en 1886, con la que consiguió la Patente francesa 205155 con fecha 19 de abril de 1890. Fue llamado ÉOLE.

Con apariencia de murciélago, se propulsaba mediante un motor a vapor, también de su propia invención, y el 9 de octubre de 1890, realizó su primer vuelo.

Se suele aceptar el hecho de que el aparato despegó, aunque al parecer solo logró un salto descontrolado de 50 metros y 20 cm. de elevación.

Posteriormente, acometió la construcción de un segundo aparato, llamado Avión II y también conocido como Zephyr o Éole II.
Aunque en 1892, Ader defendió haber efectuado un vuelo de 100 m. con el Avion II totalmente terminado, éste hecho nunca fue aceptado por la comunidad aérea.

Los progresos de Ader atrajeron la atención del gobierno francés y su ministro de la guerra, Charles de Freycinet, que apoyaron la construcción del Avión III, manteniendo la forma de murciélago, y añadiendo dos rudimentarias hélices.

Lamentablemente, cuando intentó volar, tras una corta carrera la máquina fue derribada por un golpe de viento, resultados que fueron catalogados como alto secreto.

Clément Ader siempre defendió el papel de la aviación en la guerra como algo fundamental en el futuro. En 1909 publicó La Aviación Militar.
Curiosamente, predijo la importancia militar de los portaaviones para los combates aéreos, desarrollando la idea de las “islas flotantes” que dieron base a las investigaciones para la construcción de éstos buques de guerra.

En 1905 se retiró a Muret, su población natal, donde falleció en 1925.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *