Agatha Christie, el amor, la muerte y el éxito.

 

Agatha, de firmes creencias esotéricas, conoció a Archie Christie en 1912, él era un joven aviador que acababa de presentar solicitud al Royal Flying Corp.
El día de Navidad de 1914 se celebró el matrimonio, que para ella era obra del Destino.
La unión, plagada de constantes infidelidades por parte de su marido, duró hasta 1926. La petición de divorcio del esposo desencadenó un drama para la escritora, que se sumió en una desesperada depresión y que hasta hoy, estaba envuelto en penumbra: la escritora, ya consagrada por El asesinato de Rogelio Ackroyd, desapareció durante 11 días.
La noticia copó titulares de prensa e incluso motivó la intervención en las pesquisas de Arthur Conan Doyle y de una médium.
Agatha Christie apareció, con evidentes síntomas de confusión, en un hotel, inscrita bajo el nombre de la amante de su esposo. A raíz de este suceso, nunca aclarado por la escritora, inició tratamiento psiquiátrico. Descubre qué pasó en realidad en 13 Minutos con Mercedes Valdeón.

Descubre más en 13 Minutos de Misterio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *